Comunicación del INVIMA, relacionado con informes de seguridad de la Máquina de anestesia General Electric.

El fabricante detectó que algunos sensores de flujo fabricados antes de junio del 2021, podrían tener tubos dañados con perforaciones o cortes pequeños. Este problema podría causar fugas que ocasionen volúmenes corrientes incorrectos en la máquina de anestesia, provocando una administración excesiva de volumen y la presentación de eventos adversos sobre los pacientes.

Alerta sanitaria Nro. 164-2021.