Spanish English French German Italian Japanese
Secretaría de Hacienda Departamental

2800 unidades de licor decomisadas durante 100 días de mandato de Segebre

Contrario a lo que se pensaba que las fábricas de licores adulterados se encontraban solo en los barrios populares de Barranquilla se ha identificado que esta práctica delictiva se trasladó a los municipios del Departamento y por ello la Gobernación del Atlántico inició un plan de choque contra esta actividad.

De las 2800 unidades de licor decomisadas durante los primeros 100 días de la administración del Gobernador José Antonio Segebre, 1500 fueron incautadas durante el Carnaval de Barranquilla y 1200 en las recientes fiestas del corregimiento de Campeche.

El subsecretario de rentas de la Gobernación del Atlántico, Juan Carlos Muñiz manifestó que se está haciendo presencia en todas las fiestas patronales y los fines de semana en Barranquilla y su área metropolitana.

“Hemos realizado operativos en compañía de la Sijín y a pesar del corto tiempo hemos dado unos golpes importantes, para época de carnavales decomisamos un número importante de unidades. La semana pasada con motivo de las Fiestas de Campeche hicimos presencia porque se está fabricando mucho licor adulterado en el Departamento”, dijo Muñiz.

La Gobernación del Atlántico hizo un convenio con la Fábrica de Licores de Antioquia que suministró al ente territorial un aparato que permite identificar una molécula que tiene la botella del Aguardiente Antioqueño que ratifica su autenticidad.

“El llamado que le hacemos a la comunidad es que no tomen este asunto con tanto folclor, que antes de comprar hagan las medidas necesarias, que froten la estampilla y si deja un color rojo está adulterada, que ésta sea completamente legible, con alto relieve y que diga las características del producto”, explicó el subsecretario de rentas de la Gobernación del Atlántico.

Finalmente, agregó, que aunque los efectos nocivos del licor adulterado han sido ampliamente publicitados no está de más recalcar que puede causar las muerte y de manera colateral produce ‘lagunas mentales’ que pueden traer más que un dolor de cabeza.

ASESORÍA DE COMUNICACIONES
GOBERNACIÓN DEL ATLÁNTICO