Spanish English French German Italian Japanese

Gobernación y Nación construirán planta para el tratamiento de aguas residuales en Malambo

 
La Secretaría de Agua Potable y Saneamiento Básico de la Gobernación del Atlántico anunció que se iniciarán las obras de construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) en el municipio de Malambo. En este proyecto serán invertidos $19.500 millones.
 
La obra solucionará definitivamente el problema ambiental de recolección y disposición final de las aguas residuales que actualmente se descargan a la Ciénaga del Convento o de Malambo y en caños cercanos.
 
El proyecto está localizado en el sur del complejo lagunar que forma parte de la zona de amortiguamiento del rio Magdalena, jurisdicción de Malambo.
 
La secretaria de Agua Potable y Saneamiento Básico, Loretta Jiménez, explicó que con la planta se proveerá a la comunidad de un sistema adecuado para atender las exigencias sanitarias, ambientales y tecnológicas requeridas.
 
El proyecto impactará  a los 119.000 habitantes de Malambo y a una potencial comunidad de 184.589 pobladores.
 
La administración departamental no solamente gestionó ante el gobierno central la financiación del proyecto sino que también aporta cerca de $2.200 millones para su implementación.
 
“Este es un proyecto de gran importancia para el departamento del Atlántico y particularmente para la comunidad de Malambo, por cuanto garantizará el adecuado tratamiento de las aguas residuales de la población”, indicó Jiménez.
 
La funcionaria destacó que con estas obras se mejorará la calidad de vida de los habitantes, se preservará la ciénaga e inciden en la factibilidad técnica para que al sector de Mesolandia se le instalen las redes de alcantarillado que serán conectadas a la planta.
 
“La etapa de ejecución inicia a comienzos de agosto y debe completarse antes de finalizar el 2018”, informó.
 
 CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS
 
La planta de tratamiento contempla un sistema de bombeo con capacidad para 351 litros por segundo y bajo este esquema se tendrán dos bombas de características idénticas, cada una de ellas seleccionada para el 50 % de la capacidad de descarga de la planta.
 
La capacidad del bombeo será suficiente para elevar las aguas residuales hasta la cota 10.50 que es el punto de llegada al tanque de carga en la planta, de tal forma que se pueda continuar hacia las otras unidades de tratamiento por gravedad y sin costos adicionales de energía.
 
ASESORÍA DE COMUNICACIONES
GOBERNACIÓN DEL ATLÁNTICO